Después de diez semanas de juicio, Joaquín "El Chapo" Guzmán fue declarado culpable el pasado martes acusado de traficar durante más de 30 años toneladas de drogas desde Centroamérica a México y de ahí a Estados Unidos y Canadá.

 

El Chapo Guzmán

 

Allí se mostraron en total decenas de fotografías, cientos de mensajes de texto encriptados y los testimonios de 56 testigos, 14 de ellos exsocios del capo mexicano que declararon en su contra para obtener privilegios o una reducción de sentencia.

 

El Chapo saluda a su esposa en el juicio tras conocer su condena

 

Además, los testigos lo acusaron de haber sobornado a la policía, el Ejército, la policía de México y hasta incluso al expresidente Enrique Peña Nieto, a quien le envió un supuesto pago de 100.000.000 de dólares.

El juez a cargo del caso, Brian Cogan, podría contemplar la posibilidad de enviar a "El Chapo" a la prisión federal del Estado de Colorado, a la que llaman la “Alcatraz de las montañas rocosas”, que alberga a varios de los criminales más peligrosos del mundo.

 

 

Según informó la agencia EFE, la cárcel cuenta con 490 celdas individuales, en las que los reos pasan 23 horas al día solos en un espacio de concreto que mide 2,1 metros de ancho por 3,6 metros de alto. Solo una ventana de 100 centímetros de alto por 10 de ancho permite que se filtre un poco de luz natural.

 

 

Además, los lugares de internamiento están hechos de tal forma que los presos no pueden ver a sus compañeros ni tener ningún tipo de contacto con ellos. "La arquitectura del edificio es la clave del control", declaró el ex director de la prisión, Robert Hood, en una entrevista a CNN.

Los reos tienen permitido una hora de recreo al día, donde pueden estar dentro de una jaula al aire libre, aunque deben hacerlo con hierros en sus piernas, esposas y cadenas estomacales.

 

 

Por su parte, los pocos televisores que existen son en blanco y negro y solo transmiten programas religiosos y educativos.

Al menos dos presos se han suicidado en la cárcel de máxima seguridad, que ha sido muy criticada por organizaciones defensoras de los Derechos Humanos debido a sus duras condiciones de aislamiento.

 

 

Allí se encuentran algunos de los criminales más peligroso del mundo como el caso de Eric Rudolph, un terrorista estadounidense que llevó a cabo los atentados en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 y los exmiembros de Al Qaeda, Zacarias Moussaoui y Ramzi Yousef, que participaron en la planificaciones de los atentados de las Torres Gemelas, entre otros.

 

Ramzi yousef, preso en la cárcel por el ataque terrorista a las Torres Gemelas. Foto AP