En pleno aislamiento preventivo y obligatorio dictado por el gobierno, y en sintonía con el porcentaje menor de argentinos que no cumplen la cuarentena, en las últimas horas Prefectura tuvo que salir a detener a un empresario que se encontraba navegando en el río Paraná.

Según el portal Rosario3, se trata del empresario Gustavo Nardelli, uno de los directivos principales de la aceitera Vicentín, que se fue a pasar la cuarentena al río a bordo de su lujoso yate ‘Champagne’ como si estuviera de vacaciones.

El hombre, junto a un acompañante, fue detenido este lunes al mediodía al ser interceptado por Prefectura. Había salido del club Rowing el día miércoles, a pesar que desde la institución le recomendaron no hacerlo.

Así lo detuvieron:

 

Pablo Fornero on Twitter

 

De acuerdo a lo que informaron fuentes policiales, al empresario se le podrían imputar los delitos de "desobediencia y atentado contra la salud pública".