Kiko, el famoso hincha de Newell's, fue detenido esta mañana en un control policial ubicado en la intersección de las calles San Juan y Corrientes, en Rosario, cuando viajaba en un colectivo de la línea 132 sin contar con el permiso para poder desplazarse en la vía pública durante la cuarentena obligatoria.

Al bajar del transporte, el fanático de la Lepra, que quedó demorado, soltó su famoso grito: "Vamo Newell's", lo que hizo que los oficiales le llamaran la atención.

 

 

Finalmente, "Kiko de zona sur", como se lo conoce en su cuenta de Instagram, donde cuenta con más de 130.000 seguidores, fue trasladado a la comisaría 2ª, de jurisdicción en la zona.