La idea del hackatón 'Argentina hackea al Covid-19', nació como la búsqueda de una solución a través de la tecnología que es clave en estos tiempos que corren. La "competencia" y un encuentro interdisciplinario que busca crear una app, una plataforma o un producto para hacer frente a un problema específico relacionado con las consecuencias que tiene la pandemia. Todo en 72 horas y con la participación del Estado Nacional. 

El objetivo central de este evento es la creación de prototipos funcionales y la posterior implementación de tres propuestas ganadoras en los próximos 21 días.

Los diferentes grupos deberán tener una comunicación constante y dinámica durante las 72 horas del evento, y deberán manejarse a través de medios digitales para intercambiar información. Cada equipo, que se arma en base a la inscripción, tendrá siempre presente un mentor/coordinador en las reuniones de equipo estipuladas. Entre los perfiles, hay desarrolladores, diseñadores y también científicos.

En total, se inscribieron más de 30 equipos , explica Francisco Simón, el creador del concurso en el país, que está inspirado en uno que surgió en Estonia, justamente el país donde reside este argentino de 28 años, aunque en rigor volvió hace un mes: "Cuando vi todo lo que venía pasando, saqué pasaje y me vine", señala. Los ganadores, aunque no está confirmado, recibirán financiamiento de organismos públicos. Detrás de la propuesta, están como patrocinadores el Ministerio de Desarrollo Productivo, la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y la Secretaría de Ciencia y Tecnología, de la Provincia de Santa Fe, entre otros.

Entre las ideas presentadas, que empezarán a materializarse el fin de semana, hay una plataforma para la gestión educativa, para integrar billeteras digitales a la app Mi Argentina, un sistema de atención virtual sanitaria o una aplicación para denunciar precios altos. Este será el primer hackatón de habla hispana dentro del proyecto Hack The Crisis , iniciado por la fundación Garage48 y el Gobierno de la República de Estonia, que se replicó en más de 46 países.

El domingo será el día que un jurado compuesto por universidades, gobierno y emprendedores definan quiénes van a ser los ganadores que en cuatro semanas van a tener que desarrollar su proyecto. "Durante estas 72 horas, deberán delinear el proyecto y hacer la rendición de cuentas. En base a eso se solicitará el financiamiento", explica Simón. 

Fuente: La Nación