El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) número 8 de Lomas de Zamora emitió una sentencia condenatoria por unanimidad sobre Daniel Lagostena por el crimen y la desaparición Érica Soriano.

 

La víctima, vista por última vez el 20 de agosto de 2010 nunca apareció pero el hombre, quien era su pareja, fue condenado por la Justicia.

 

Si bien aún no tiene años de condena por "homicidio simple en concurso ideal con aborto en contexto de violencia de género", el próximo viernes los jueces darán los fundamentos e informarán la cantidad de tiempo que pasará en la cárcel. La fiscalía y la querella pidieron 25 años.

 

"No sabemos cómo la mató, ni con qué la mató, pero si que la mató", resaltó el abogado de la familia Marcelo Mazzeo y además sostuvo que Lagostena incurrió en "violación contra los derechos de la mujer, destruyó el cuerpo de Érica y ocultó pruebas".

 

Durante el proceso, el ahora condenado declaró que su relación con ella era "normal y buena" pero que no recordaba el motivo de no haberla llamado al celular cuando ella abandonó la casa en la que convivían. 

 

El cuerpo de Érica nunca fue encontrado, pero según surgió de la investigación, habría sido cremado por Lagostena gracias a los contactos que tenía con empresas funerarias de Lanús.