La reforma previsional de Cambiemos, que fue sancionada en diciembre pasado en medio de una violenta represión, sumó un nuevo revés judicial este jueves cuando el fiscal Gabriel de Vedia firmó cinco dictámenes a favor de los amparos que reclamaron su inconstitucionalidad.

En este sentido, el fiscal señaló que la retroactividad de la norma aprobada por el oficialismo, que cambió la fórmula de actualización de las jubilaciones, no se ajusta la Constitución, y advirtió que los aumentos de las jubilaciones, las pensiones y la Asignación Universal por Hijo deberán ser revisados para determinar si fueron inferiores a los establecidos por la ley de movilidad jubilatoria, sancionada en 2009, según publica Página 12.

En este sentido, De Vedia había explicado que los aumentos de marzo debieron calcularse con la vieja fórmula, que contemplaba un incremento de las jubilaciones del 14,5 por ciento, en lugar del 5,7 aplicado, según él, de manera inconstitucional.

“La retroactividad es inconstitucional, no quedan dudas y no creo que a esta altura alguien sostenga que es constitucional porque estaba vigente la otra ley”, afirmó el fiscal, y ratificó, tal como señalaban los jubilados, que la ley anterior era más beneficiosa. 

La reforma previsional de Cambiemos contemplaba la modificación de la fórmula para calcular los aumentos, que dejaba de estar supeditada al aumento de los salarios y de la recaudación y pasaba a calcularse por una combinación de la inflación y, en menor proporción, de los salarios. Los jubilados reclamaron que el Estado respetase la progresividad de sus derechos y que pagara los incrementos de acuerdo con la fórmula anterior. “Todavía no digo que es inconstitucional porque hay que ver qué sucede y cómo evolucionan los índices; pero sí advierto un viso de regresividad”, consideró De Vedia. 

 

Video relacionado:

Argentina: ¿en qué consiste la reforma previsional de Mauricio Macri?