El adoctrinamiento contra la protesta, para el macrismo, comienza en la escuela. Y el verso del diálogo ni siquiera es una opción entre las que las autoridades de los colegios puedan optar para interiorizarse sobre el por qué de una protesta estudiantil.

En un contexto de repudio a la reforma educativa, cuyo principal cambio es la obligación para los estudiantes de quinto año de realizar pasantías gratuitas en empresas durante quinto año, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta impartió un instructivo con sospechosas recomendaciones para actuar en caso de una toma.

En la práctica, el sistema de pasantías les quita 90 días de clases, por lo que también reduce las jornadas de los docentes, que verían esas bajas reflejadas en sus salarios.

El texto avisa que la primera opción debe ser dar aviso inmediato a la policía, un punto que fue descrito como "intimidatorio" por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE): el primer paso que indica es informar al ministerio (a las direcciones de Area). El segundo, “concurrir inmediatamente a la comisaría a efectos de denunciar la situación de toma”. 

Se trata de un modelo similar al propuesto por el exministro de Educación Esteban Bullrich en 2012, el cual fue rechazado por la jueza Elena Liberatori. Ya que judicializa un reclamo que es llevado adelante por menores.

En la argumentación del texto filtrado por elintransigente.com, configura la aplicación de los delitos de “usurpación” o “violación de domicilio, y la contravención del artículo 58 (ingreso o permanencia de personas en lugar público/privado contra la voluntad del titular)”, mientras advierte que la Dirección General de Coordinación Legal e Institucional -dependiente del ministerio de Educación porteño- “concurrirá a la Fiscalía de turno para conocer las medidas preliminares que se dispongan y peticionar alguna medida cautelar en caso de ser necesario”.

Según informó Página 12, hasta el momento hay doce colegios porteños tomados: el Bellas Artes “Rogelio Yrurtia”, la Técnica 33, el Normal 1 “Roque Sáenz Peña”, el Liceo 9 “Santiago Derqui”, el Normal 10 “Juan Bautista Alberdi”. 

“Buscan confrontar, apuestan a la vía policial en vez de dialogar y discutir la reforma. Siempre buscamos dialogar en la escuela, y acá lo primero que proponen es ir a una comisaría”, dijo Mariano Denegris desde UTE.

 

El instructivo difundido

 

El famoso paper que circuló entre las autoridades de los colegios porteños, con indicaciones que nunca dan lugar al diálogo