"En el transcurso de una investigación de diez meses trece mujeres relataron que fueron acosadas o abusadas sexualmente entre los años 90 y 2015 por Harvey Weinstein. Tres mujeres-entre ellas Asia Argento y la ex aspirante a actriz Lucia Evans- contaron que Weinstein las violó", escribió Ronan Farrow, hijo de Mia Farrow y Woody Allen, tras encabezar una investigación que salió publicada en la revista The New Yorker y luego ampliada en The New York Times con testimonios que se fueron sumando. 

Los abusos de poder y sexuales de Harvey Weinstein eran un secreto a voces en la industria de Hollywood que lo tenía como uno de sus principales productores siempre reconocido en los premios Oscar, acumula un total de 80 estatuillas.  

 

Rosanna Arquette contó su historia en el artículo de The New York Times y también se sumaron Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie entre otras grandes estrellas del espectáculo. 

La violenta trama puso además sobre el tapete el silencio de ciertos actores cercanos al productor como Matt Damon, George Clooney y Ben Affleck- entre otros- que ahora salieron a mostrar su solidaridad con las mujeres abusadas y su rechazo a Weinstein. 

Una portavoz de Weinstein respondió al artículo de este martes diciendo que el productor niega cualquier acusación de sexo no consentido o que alguna vez haya tomado represalias contra alguien por no aceptar sus propuestas sexuales. 

La revista The Hollywood Reporter informó el lunes de que, durante el fin de semana, el productor pidió ayuda  a otros ejecutivos de Hollywood pero nadie quiso salir a defenderlo. Weinstein fue despedido de su propia empresa, The Weinstein Company, el domingo.