Los lugareños no salen del asombro tras advertir una serie de enormes objetos con forma de serpiente que aparecieron en las costas de la península de Chukotka, tras fuertes tormentas en la región.

Las fotos de estas misteriosas "cabezas y cuerpos" de tono marrón oscuro dieron rienda a muchas especulaciones: algunos opinaron que sería un animal acuático -un tipo de lombriz gigante o de serpiente marina- mientras que hubo quienes consideraron la posibilidad de estar frente a organismos mutantes.

 

Avistados también por buques comerciales de la zona, la noticia valió la investigación por parte de los especialistas del Parque Nacional Beringia.

Estos biólogos determinaron que se trata de algas pardas de la especie Nereocystis luetkeana, que viven frente a las costa del Pacífico de EE.UU. a profundidades de hasta 20 metros. 

Según explicó el informe de la agencia internacional RT.com, los tallos de estos organismos, cuya forma se ensancha desde la base hacia arriba, pueden alcanzar los 25 metros de largo, mientras que presentan una 'cabeza' de hasta 20 centímetros de diámetro.

Estas plantas acuáticas apenas viven un año: crecen en los meses de febrero y marzo, se reproducen en noviembre y en el mes siguiente se desprenden de lecho del mar, más luego arrastradas por la corriente.

Estas algas son habitualmente encontradas en las costas de las islas aleutianas o del Comandante, y en ocasiones alcanza incluso las islas Kuriles, de soberanía japonesa y rusa.