Cuando todavía continuaba insistiendo con su inocencia, la ex estrella de fútbol americano O J Simpson- que hoy a sus setenta años goza de libertad condicional por un asalto- contaba en vivo en la televisión estadounidense una "escena hipotética" sobre cómo podrían haber ocurrido los asesinatos de Nicole Brown Simpson y Ron Goldman. 

En la entrevista de 2006 emitida por Fox y titulada como "¿La última confesión?"- que el pasado domingo volvió a ponerse al aire- el exdeportista relataba cómo habrían tenido lugar las muertes de su exmujer y amigo de ella, por las que él no fue condenado.  

 

 

O J Simpson asesinó a su esposa

 

Sin embargo, en todo este "hipotético relato", Simpson no dejaba de cometer el error de hablar en primera persona, lo que generó mayores sospechas entre los televidentes y la entrevistadora Judith Regan, que decidió seguirle el macabro juego. 

La entrevista a Simpson tuvo lugar mientras éste promocionaba su polémico libro "If I did it" y en ella decía "Olvida todo lo que crees saber de aquella noche, yo sé realmente qué fue lo que sucedió".

En otro pasaje, Simpson- al que se le complicaba sostener lo de "hipotético"- planteó "recuerdo que agarré el cuchillo", "Todo estaba cubierto, hubiera cubierto de sangre... Fue horrible, fue absolutamente horrible". 

Los familiares de las víctimas insistieron en su momento en tomar la entrevista como una confesión, aunque esto no fue suficiente para la justicia que mantuvo su posición como en 1995 donde lo consideró inocente;  y hoy Simpson disfruta de su nueva vida en Las Vegas.