Entre la tarde de este lunes y la madrugada de este martes 13 la empresa Flybondi fue nuevamente protagonista de un desastre. Los empleados de la aerolínea low cost cuando le informaron a los pasajeros que iban a tomar una nave en el aeropuerto cordobés de Pajas Blancas que sufrirían una demora hubo insultos y piñas. Intervino la policía.

 

El motivo que trascendió puso los nervios de punta a los clientes: se habría caído un pedazo del motor del avión que estaban por tomar.