El presidente del Vicenza Virtus, Renzo Rosso, se encuentra envuelto en una polémica luego de poner a jugadoras de vóley sub-16 en minishorts como alcanzapelotas. El hecho se viralizó en las redes sociales luego de que un hincha del equipo de la tercera división del fútbol italiano tomara una fotografía de una de ellas desde la tribuna.

Al ser cuestionado, la máxima autoridad del club aseguró que la idea se llevó a cabo con el objetivo de “colaborar con la visibilidad del deporte femenino”.

"Gracias, presidente", escribió un usuario en su cuenta de Instagram junto a una foto de una de las jugadoras del Anthea Vicenza Volley de espaldas. Allí se puede ver a la chica con unos minishorts negros y con la remera que lleva la firma de la ropa Diesel, empresa para la cual trabaja Renzo Rosso.

 

 

Las fotos de las jóvenes en el campo de juego se viralizaron en las redes sociales y llegaron a manos de la Asociación Nacional de Atletas, quien salió en defensa de las deportistas.

Desde el club se defendieron asegurando que el vestuario de las chicas responde al "utilizado habitualmente en la vida cotidiana de las adolescentes" y afirmó que la polémica estalló "por una foto tomada desde las gradas que se volvió viral".

 

 

Por su parte, la Asociación Nacional de Atletas de Italia aseguró que lo ocurrido fue un "indigno espectáculo de sexualización de menores", y le pidió a la Federación Italiana de fútbol que actúe de oficio.

A raíz del escándalo, el club informó que tomará cartas en el asunto de cara al próximo encuentro del equipo en el Estadio Romeo Menti.

 

 

Finalmente el Vicenza Virtus informó que se tomarán cartas en el asunto de cara al próximo partido en el Estadio Romeo Menti.