Un anuncio publicitario de una pileta donde se ve a una familia en traje de baño fue censurado en Arabia Saudita y provocó una gran indignación en las redes sociales.

Y es que, en la versión del país de medio oriente no solo los vistieron a todos para mostrar menos piel, sino que la madre de la familia, que estaba en bikini, fue reemplazada por una pelota inflable de Winnie the Pooh.

 

 

Las leyes machistas de Arabia Saudita obligan a las mujeres a utilizar hijab cada vez que salen de sus hogares, y tampoco les permiten juntarse con hombres en el ámbito público a no ser que sea un familiar directo.