Todos recordarán la fallida restauración de Ecce Homo de Borja, donde en 2012 arruinaron la pintura y fue tendencia mundial.

Algo parecido acaba de suceder (otra vez en España) con una Inmaculada de Murillo, que acaba de ser definitivamente desfigurada en vez de restaurada. 

Parece que el coleccionista que es dueño de la pintura, se la mandó a un restaurador de muebles para que haga el trabajo por el que le pagó 1.200 euros. Un chanta. 

Al ver que era un desastre, el coleccionista le pidió que lo solucione y fue aún peor. Afirman que la obra no tiene vuelta atrás, aunque el coleccionista se puso en contacto con alguien realmente formado para la restauración de cuadros y verá si puede resolver el desastre. 

F 4 Fake on Twitter
💉💊🐰Dra Bunny🐰💊💉 on Twitter
ACRE on Twitter
Alex Rodríguez S on Twitter
Miércoles on Twitter
Alejandro V. on Twitter
Brian Bufón on Twitter
Maury McFly on Twitter
YkeDelireBoedo 1m2 on Twitter
Chica💚Puerco on Twitter