En primer lugar la chica que atiende la confitería ser refiere al protagonista como "el numero uno". El hombre responde con un piropo que nadie le pidió y que podría incomodar a la chica. Ella, sumisa, va a buscarle opciones.

En ese momento el hombre mira a cámara y dice: "si estás en una situación similar..." para que el que lo ve crea que se está refiriendo a un acoso, pero el tipo se despacha vendiendo los productos de la panificadora.

Sobre el final viene tal vez lo peor cuando el tipo, que no se decide cual de los dos productos llevar se decide por "llevarse a las tres" dejando en claro que le chica para él es un producto que puede llevarse cuando quiera. Todo lo que está mal.

 

Lautaro FyM on Twitter