Poroto Cubero se retiró del fútbol después de haber jugado en Vélez durante más de 20 años y, como no podía ser de otra manera, se despidió a lo grande con una fiesta de disfraces en la que estuvieron presentes todos los integrantes del Fortín.

 

 

El histórico capitán se disfrazó de Faraón aunque todas las miradas se las llevó el arquero ecuatoriano Alexander Domínguez, quien fue en tendencia en las redes sociales por su disfraz del famoso "negro de WhatsApp".

 

 

Los otros que más resaltaron  fueron Gastón Giménez como el Hombre Duff de Los Simpson, el Aladín de Luis Abram y la momia Lautaro Gianetti.

La fiesta de disfraces sirvió para cerrar un gran año teniendo en cuenta que Vélez quedó a solo dos puntos del líder Argentinos.