La usuaria de Twitter Dana Scully compartió el vergonzoso momento que pasó luego de comprar un consolador a través de de un sitio web de compra y venta.

 

 

Y es que, el juguete sexual que ordenó se encontraba dentro de un envoltorio poco discreto que la deschavó ante todos los vecinos de su edificio. "Muchas gracias MercadoLibre por la discreción.. Ahora todo el edificio se enteró q pedí por envío una chota de goma", escribió la usuaria en la publicación, la cual no tardó en viralizarse.