Así como ocurrió con el ''Ice Bucket Challenge'' (tirarse un balde de agua helada) para juntar dinero para investigar la enfermedad del ELA ( esclerosis lateral amiotrófica)- que derivó más en un chiste colectivo y se perdió el espíritu de recaudar fondos-, ahora se impone el 'Lemon Face Challenge' que implica grabarse comiendo limón y nominar a un amigo. 

 

El nuevo reto viral que pretende crear conciencia y recaudar fondos para la investigación del glioma pontino intrínseco difuso (DIPG), , un tipo agresivo de cáncer terminal.

En términos generales, el DIPG es un tumor localizado en la protuberancia del tronco encefálico, es decir, la porción inferior del cerebro que conecta a éste con la médula espinal. Su localización hace que extirparlo quirúrgicamente sea imposible y su tratamiento -6 semanas de radioterapia- sea insuficiente, lo que termina ocasionando muchas veces la muerte.