Naz Mila, una joven instagramer que se hizo famosa por participar de un reality show en Turquía, lució su nuevo e impresionante tatuaje, pero en las redes se burlaron por la traducción de la frase en inglés que eligió para llevar en su piel.

Desde el pecho hasta encima de la rodilla, Mila, de 26 años, se tatuó "I can judge a single god with my wrongs and wrongs" (que exactamente se traduce como "Solo Dios puede juzgar mis errores y mis errores").

Una frase, muy famosa en la cultura turca, es "Only God can judge my mistakes and truths" ("Solo Dios puede juzgar mis errores y verdades").

Agobiada por la constantes burlas, la instagramer, que tiene más de 800 mil seguidores, decidió cerrar los comentarios en el posteo.