Ronda Rousey, la primer campeona de peso gallo femenino de UFC que supo abrirse paso en el mundo actoral, compartió una impactante imagen en su cuenta de Instagram para mostrar como quedó su dedo tras sufrir un accidente durante el rodaje de la serie "9-1-1", que se transmite a través de Fox.

"Ya se sabe, casi pierdo mi dedo cuando filmaba 9-1-1. Fue un accidente extraño. Durante la primera toma del día la puerta de un barco cayó sobre mi mano. Pensé que solo me había machuscado un dedo por lo que esperé al final de la escena antes de mirar -se que suena loco pero estoy acostumbrada a no mostrar dolor en público excepto que sea necesario-, comenzó explicando expeleadora.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por rondarousey (@rondarousey) el

 

"Después de un descanso le comenté la situación al director y fui trasladada en ambulancia al hospital, donde rápidamente me volvieron a unir el hueso y el tendón con una placa y tornillos", agregó en la publicación.

Acostumbrada al dolor y a soportar todo tipo de golpes, Ronda volvió al set al poco tiempo de haber sufrido la lesión para finalizar su trabajo. "Regresé a la filmación al día siguiente y terminé con mis escenas antes de volver a casa para recuperarme. La medicina moderna me asombra, en solo tres días ya tenía un rango de movimiento del 50% en mi dedo", concluyó.