Tras la derrota en las PASO, el oficialismo busca la forma de revertir el resultado de cara a las elecciones del 27 de octubre. Para ello, apelan a una serie de marchas por distintos puntos del país bajo el lema “Sí se puede”.

En la comunicación oficial de las mismas, tanto por vías oficiales como por las cuentas de funcionarios del Gobierno, buscan dar la sensación de que enormes multitudes de gente están siendo parte de las mismas.

El plano corto utilizado busca generar la sensación de abarrotamiento de gente. Sin embargo, sobre el acto efectuado en Bahía Blanca, el truco queda al descubierto cuando se ven imágenes tomadas de arriba como la publicada por Juan Amorín en C5N, que dan cuenta de que Mauricio Macri y compañía han perdido parte del poder de convocatoria que alguna vez tuvieron.

Un pequeño escenario y el himno con Lavie: El penoso acto de Macri en Bahía Blanca