Máximo Kirchner la describió a la exministra de Seguridad, de manera perfecta, como un personaje menor tras su insostenible denuncia de la cual dijo que no tenía dudas pero de la que claramente no tenía tampoco la más mínima prueba.

Tan es así que no sólo Pfizer sino también el mismísimo Joaquín Morales Solá la dejó pintada.

Entonces la pregunta sobre si hay o no hay vacunas se responde sola.