Así se ve el Salón Mujeres Argentinas. Es que el macrismo montó allí una oficina y ya anunció que no será utilizado para la emisión de mensajes presidenciales. Todavía siguen colgados los cuadros que homenajean a mujeres argentinas destacadas en distintas disciplinas, pero ya nadie lo recordará.

En el espacio se observan mesas y computadoras que serán utilizadas por funcionarios de la administración macrista y ya  fueron desmontadas las réplicas gigantes del billete de 100 pesos en homenaje a Eva Perón y la miniatura del edificio del Ministerio de Obras Públicas.