La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la provincia de Buenos Aires convocó a un paro el miércoles próximo, para exigir una recomposición salarial, ante la devaluación y el ajuste que realiza el gobierno. En ese contexto, rechazaron la propuesta salarial realizada por la gobernadora María Eugenia Vidal, por considerarla insuficiente. El ejecutivo bonaerense ofreció una suba del 15% por el primer semestre.

 

ATE resolvió sumarse al paro convocado ese mismo día por otros gremios estatales de la CTA Autónoma bonaerense, como los profesionales de la salud (CICOP) y los trabajadores judiciales (AJB). Estos dos últimos gremios no fueron convocados aún por el gobierno de Vidal para discutir salarios.

 

La propuesta que realizó el gobierno a los trabajadores estatales fue del 5 por ciento en enero y febrero y el 10 por ciento a partir de marzo.En tanto, la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) aceptó este viernes el ofrecimiento y la convocatoria a paritarias para julio.

 

El paro del miércoles contará con acciones regionales en toda la provincia, entre las que se destaca una caravana por el sur del conurbano que culminará en una marcha desde el Ministerio de Salud hacia el de Economía, ubicado en la ciudad de La Plata.

 

"La propuesta salarial del gobierno es absolutamente insuficiente y no contempla para nada las necesidades de los trabajadores y sus familias. Es discriminatoria porque es diferencial con otros sectores de trabajo, como el caso de los docentes, y porcentualmente está muy lejos del 44% planteado para poder recuperar el poder adquisitivo de los últimos años y escaparle a la proyección inflacionaria", dijo Oscar de Isasi, el jefe de ATE en la provincia.