No costaba mucho taparse la boca para recordarle a los porteños que es obligatorio su uso, pero se ve que al vicejefe de gobierno no le pareció importante a la hora de atender a la prensa para darles detalles del decreto.

En principio en el día de hoy sólo se transmitirá su obligatoriedad pero a partir de mañana ya empiezan a regir multas para quienes no utilicen un tapabocas en el transporte público y todos los locales comerciales.

Era un detalle el del barbijo para Santilli pero no hubiera estado de mas.