El juez de Dolores Alejo Ramos Padilla expuso el contenido parcial de la investigación que lleva adelante a partir de la denuncia de extorsión por parte de un empresario que señaló al falso abogado Marcelo D'Alessio y al fiscal Carlos Stornelli.

Ramos Padilla dejó en claro que el contenido de los teléfonos secuestrados, computadoras, armas y documentos de inteligencia necesita ser resguardado y que representa el comienzo de una acción para desentrañar un sistema de espionaje ilegal, con fines extorsivos y de presión mediática.

El juez reprodujo conversaciones entre D'Alessio y Stornelli en torno a la operación para 'ablandar' y convertir en arrepentido a un exdirectivo de la petrolera venezolana PDVSA, especificando el armado mediático vía Daniel Santoro en las páginas de Clarín. 

Ramos Padilla explicó que decidió enviar el material probatorio a la Comisión Provincial por la Memoria para darle institucionalidad a la información recolectada: se trata de un organismo que investigó el mayor archivo de inteligencia, referente al accionar durante las dictaduras, y que se encarga de peritajes judiciales. Por eso parte de su exposición, parte del primer informe preliminar que el organismo le dio al juez. 

C5N on Twitter

 

Juan Amorín on Twitter

En uno de los tramos de la exposición, el juez leyó una desgrabación de chats con una supuesta fuente de Aduanas, en la que D'Alessio se jacta de haber "hecho cosas" con la diputada Elisa Carrió y su colaboradora de la Coalición Cívica, Paula Olivetto.

Sergio Villone on Twitter