María Eugenia Vidal protagonizó un acto en Villa Itatí, donde los vecinos se quejaron por la terrible situación que se vive en la Provincia de Buenos Aires, donde recordemos, mucha gente sigue sin luz. 

Ante el reclamo de una vecina, la gobernadora intentó salir de las cuerdas de manera elegante, y le respondió con obras para las inundaciones. 

Solo hizo enojar más a esta vecina, quien la dejó sin palabras. Por eso, Vidal recurrió al último recurso: le prometió ir a caminar con ella y responder a sus demandas. 

Pero eso estuvo muy lejos de la realidad. Sino que Vidal se metió en una camioneta y escapó del lugar. 

 

Juan Amorín on Twitter