Un periodista de Córdoba incomodó a Carrió con una pregunta y la referente macrista lo cruzó feo y sin, justamente, "pruebas". 

De eso se trataba la conversación. Es que el periodista le preguntó si tenía "pruebas" de todo lo que denunciaba. Y ahí Carrió se desubicó. 

Lo acusó al trabajador de ser amigo de De Vido porque no le gustaba su pregunta: una práctica muy común, parece, en el oficialismo.

 

MIRÁ TAMBIÉN

¿Qué festejó Carrió en el bunker de Cambiemos?