El último viernes, por medio de un comunicado, Abuelas de Plaza de Mayo celebró como “un triunfo de los organismos de derechos humanos” la decisión de la Casa Blanca de desclasificar archivos sobre la última dictadura cívico-militar, y resaltaron que el logro responde a “décadas de reclamos” realizados por los familiares de las víctimas y sobrevivientes del terrorismo de Estado “a través de los distintos gobiernos”.

 

“Anhelamos que la desclasificación de estos documentos permita echar luz sobre el destino de nuestros detenidos desaparecidos y que contribuya a avanzar en el proceso de justicia iniciado en nuestro país a partir de la anulación de las leyes de obediencia debida y punto final”, sostiene el comunicado, y exige que la publicidad de los archivos “se realice con celeridad”.

 

Además, destacaron como un gesto "de gran humanidad” la decisión del presidente Barack Obama, que coincide con su visita al país en vísperas del 40 aniversario del golpe. Y le recuerda que EE.UU. “estuvo implicado” en los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura.

 

Con “este gesto histórico”, Obama “profundiza la primera desclasificación realizada durante el gobierno de Bill Clinton, que brindó importantes pruebas para los juicios de lesa humanidad y recupera la mejor tradición de solidaridad con nuestro pueblo inaugurada por el ex presidente Jimmy Carter”, explica la asociación.

 

Sin embargo, Abuelas advierte al presidente norteamericano que la desclasificación de los archivos “se condiga con el resto de sus gestiones” durante su estadía en el país, “para que Nunca Más un gobierno extranjero dicte recetas que priven a nuestro pueblo de vivir con dignidad y con sus derechos económicos y sociales garantizados”. 

 

 

- El comunicado, completo:

 

LA DESCLASIFICACIÓN, UN TRIUNFO DE LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS

 

Celebramos que Barack Obama, haya comunicado la decisión de desclasificar los archivos que desde hace décadas venimos solicitando y gestionando a través de los distintos gobiernos argentinos.

 

Las Abuelas de Plaza de Mayo celebramos que el presidente de Estados Unidos de América, Barack Obama, a través de la consejera para la Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, haya comunicado la decisión de desclasificar los archivos que desde hace décadas venimos solicitando y gestionando a través de los distintos gobiernos argentinos.

 

Es un gesto de gran humanidad que en vísperas de su visita a nuestro país en el marco de los 40 años del último golpe de Estado cívico militar –en el que el Estado norteamericano estuvo tan implicado- el gobierno estadounidense manifieste la voluntad de dar respuesta a los familiares y víctimas de los crímenes cometidos en aquella dictadura implantada entre 1976 y 1983.

 

De esta forma, el presidente Obama profundiza la primera desclasificación realizada durante el gobierno de Bill Clinton -que brindó importantes pruebas para los juicios de lesa humanidad que se desarrollan en todo el país-; y recupera la mejor tradición de solidaridad con nuestro pueblo inaugurada por el ex presidente Jimmy Carter.

 

En este sentido, anhelamos que la desclasificación de estos documentos permita echar luz sobre el destino de nuestros detenidos desaparecidos y que contribuya a avanzar en el proceso de justicia iniciado en nuestro país, a partir de la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. Cuarenta años han pasado desde que se cometieron estos terribles crímenes, por eso resulta crucial que el proceso de desclasificación se realice con celeridad.

 

Esperamos que este gesto histórico del gobierno de Barack Obama se condiga con el resto de sus gestiones en esta importante visita; para que Nunca Más haya terrorismo de Estado en nuestro país, pero tampoco un gobierno extranjero dictando recetas que priven a nuestro pueblo de vivir con dignidad y con sus derechos económicos sociales y culturales garantizados.