En el country Cumelén Mauricio Macri, su esposa Juliana Awada y la pequeña Antonia cenaron con la reina Máxima y el rey Guillermo de Holanda y sus tres hijas.

Según dejaron trascender en la señal oficialista TN, el encuentro entre los Macri y los reyes de Países Bajos se había coordinado durante la última reunión del G20.

Macri continuará descansando en el que sería su último fin de semana en el sur, ya que el lunes retomaría la agenda oficial hasta que decida tomarse otras vacaciones, algo que sucedería no más allá de mitad de año.

Pero el gesto del presidente no pasó desapercibido

Andy Jud on Twitter

 

jorge.seco@hotmail.com on Twitter