"Yo siempre dije que lo que estábamos viviendo era un momento probablemente de los más difíciles que tengamos que vivir, porque obviamente cuando uno sale del populismo duele", expresó Michetti en una entrevista al Tribuno de Salta.

"Resulta que vamos en el túnel y vemos todo oscuro y algunos se empiezan a preguntar si iremos bien. El segundo semestre es el momento en el cual aparece la luz en el túnel allá lejos, pero seguís en el túnel", añadió la vicepresidenta.

"Empezás a ver que la inflación cae, empezás a ver que la mano de obra de la construcción empieza a contratarse con obras concretas en varias provincias. Empezamos a ver pequeñas luces pero no vamos a sentir en la vida familiar un alivio o una reactivación, porque para el crecimiento de la economía se de si tenemos que esperar hasta el año que viene", puntualizó Michetti como parte de su polémica metáfora en la que se percibe la que quizá puede ser una fuerte influencia del discurso ingenieril al que suele hacer referencia el presidente cuando habla de "tender puentes".

A la pregunta puntual de cuándo podrá verse una mejora palpable en el bolsillo de la gente, Michetti respondió:"Yo creo que será cuando empecemos con la obra pública en la calle y con su mano de obra, cuando empiecen las inversiones que ya están anunciadas".

La vicepresidenta precisó que el impacto en las economías familiares recién se verá en enero o febrero de 2017: "las economías regionales empezaron a reactivarse y los pueblos empiezan a tener más dinámico su consumo. Ya en 2017 vamos a empezar a sentir eso, no se si será en enero o en febrero, pero será bastante pronto".

Y hasta se animó a responder un ping pong de preguntas y respuestas. Miralo: 

 

360º - Mirá el ping pong de preguntas de Gabriela Michetti