Este viernes se vio en algunos medios una noticia que habla de las más de 2.000 adhesiones que tuvo la candidatura de Carlos Rosenkratz a la Corte Suprema. Donde parte de AMIA, juristas, Rafael Bielsa, Campanella, Birmajer, Abadi, lo apoyan.

Quizá lo que Bielsa, Campanella, Birmajer, Wainrot, Abadi -entre otros- no saben, es que el abogado propuesto por Macri presentó una declaración jurada y de antecedentes profesionales bastante polémica.

Tal como marca El Destape, quienes tuvieron acceso al documento, allí surge que el jurista mantiene vínculos cercanos con un importante funcionario de la jefatura de Gabinete de ministros.

Esto provocó, nada más y nada menos, su primera impugnación para ser designado por las vías institucionales. Sin embargo, los medios 'pseudo-macristas' (o sea, casi todos) siguen insistiendo en su designación en el organismo judicial más importante del país.

Carlos Rosenkrantz -desde su estudio Bouzat, Rosenkrantz y Asociados- representó a grandes empresas. Entre ellas, Pegasus, Freddo, Musimundo y Farmacity.

Pegasus, recordemos, fue administrada por Mario Quintana, actual secretario de Coordinación Administrativa del jefe de Gabinete macrista, Marcos Peña. Es decir, un abogado amigo y predilecto en el máximo tribunal.

Eso no es todo, Rosenkrantz patrocinó al propio Quintana a título personal, como así también al ahora diputado nacional Francisco De Narváez y al actor Ivo Kutzarida, entre otros opositores al gobierno kirchnerista. Pero hay más empresas en la lista: Arcos Dorados (tiene acciones en Mc Donals), Cablevisión, América TV y el diario La Nación.

Por eso, el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia impugnaron en su contra. En otro documento, su representante legal, destaca que Rosenkrantz posee "un fuerte compromiso" con los funcionarios de la actual administración, lo cual "le quita imparcialidad en su accionar".

De llegar al cargo, Farmacity pasaría de litigar contra el Estado a tener a su principal directivo en el Poder Ejecutivo y a su abogado en el Judicial.