El caso de la destitución del vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas es emblemático para entender a qué se refiere el término "lawfare" o guerra jurídica con el que ciertos sectores del poder económico y político logran deshacerse de sus rivales. 

 

La estrategia se basa en "acusaciones con mucho impacto, y poco sustento después y una prensa que tome activamente partido en la causa después".

El golpe blando que recibió Dilma Rousseff o incluso las acusaciones que pesan contra Lula Da Silva que busca recuperar el poder en 2018 se suman a la denuncia de Cristina Fernández de Kirchner que también marcó la persecución en su contra.