A pesar del triunfo de Cambiemos como primera fuerza nacional, en cuatro provincias el Frente para la Victoria obtuvo claras victorias. 

En Río Negro, María Emilia Soria, candidata del Frente para la Victoria, gana ampliamente con más del 40% de los sufragios, con más del 75% de las mesas escrutadas.

“Hoy volvimos a abrazar el bienestar del pueblo”, señaló desde el búnker del FpV la precandidata ganadora, María Emilia Soria, y remató: “Fuimos contundentes en las urnas”. 

Detrás, Lorena Matzen, de Cambiemos, con 19% de los votos aproximadamente como segunda fuerza.

En tanto, Juntos Somos Río Negro, del excomisario Fabián Gatti -candidato del gobernador Alberto Weretilneck, cosechó solo el 18% de los votos.

En tanto, en Chubut, donde 435.077 electores habilitados sufragaron para elegir dos diputados nacionales, que actualmente ocupan Nelly Lagoria y Sixto Bermejo, ambos dasnevistas, quienes en el Congreso se incorporaron al Frente Renovador que lidera Sergio Massa. 

En una jornada "de total normalidad", según la justicia local con sede en Rawson, el porcentaje de votantes fue del 70%, un nivel más bajo que en otras oportunidades.

Con cerca del 75% de mesas escrutadas, el Frente para la Victoria obtiene casi el 33% de los votos, y deja atrás por seis puntos a a sus seguidores, el Frente Chubut para Todos -con casi 27 por ciento-, y Cambiemos Chubut, con más del 25%.

Además de los cargos nacionales, los chubutenses votaron para elegir representantes populares al consejo de la magistratura en las circunscripciones judiciales de Trelew y Esquel, convencionales constituyentes para redactar la carta orgánica en las localidades de Sarmiento y Lago Puelo, y presidente de la junta vecinal en Aldea Beleiro.

En Formosa, el FpV obtiene casi el 55%, con más del 70 por ciento de las mesas contabilizadas. 

En tanto, en segunda lugar se ubica el Frente Amplio Formoseño Cambiemos, con el 36 y medio. Muy lejos, quedó el Partido Obrero, con dos puntos y medio.

En Formosa, como también Salta, Jujuy, Misiones, Corrientes y Chaco debutó el sistema biómetro, donde los votantes tuvieron que cotejar sus huellas dactilares.

Según las autoridades, el método se implementó con el  objetivo de cruzar información, detectar irregularidades en el padrón y evitar "duplicidades".

 

 

 

 

Por último en Tucumán, con más del 80% de las mesas escrutadas, el oficialismo tucumano (Frente Justicialista por Tucumán), con Osvaldo Jaldo obtiene más del 50%. 

En tanto, el opositor con José Cano, referente de Cambiemos para el Bicentenario, araña un 327%.