Como hace unos días informamos en Diario Registrado, el director del Instituto Nacional de la Juventud (Injuve) y subsecretario en el Ministerio de Desarrollo Social se va a China. 

En todos los medios se informó sobre la "beca" que consiguió Piter de al menos un año para estudiar la Maestría en Asuntos Internacionales con especialización en Finanzas.

Claro, el propio diario La Nación da un pequeño dato, que en estas horas no es tan pequeño: Piter volará a Pekín becado por el fondo Blackstone. 

Pero otro pequeño (gran) dato que dieron a conocer los diarios argentinos, en este caso Perfil nada más y nada menos, fue que el propio presidente Mauricio Macri fue quien firmó la beca, a instancias de Fulvio Pompeo, "el canciller en las sombras". 

Ahora bien. El propio sitio de Casa Rosada informó recientemente que Macri se reunió con Schwarzman, presidente, CEO y fundador de Blackstone; quien le habría manifestado su interés de incursionar en el área de infraestructura, energía y fibra. 

Por lo tanto, si tenemos en cuenta que Macri está haciendo negocios con un fondo buitre, que termina "becando" a un funcionario con rango de subsecretario, bajo incluso su propia recomendación y gestión, estamos hablando de una grave violación a le ley de Ética Pública. 

Tal como lo expresa el Artículo 18 de la ley, "Los funcionarios públicos no podrán recibir regalos, obsequios o donaciones, sean de cosas, servicios o bienes, con motivo o en ocasión del desempeño de sus funciones"

Incluso, el Artículo 2, establece "no recibir ningún beneficio personal indebido vinculado a la realización, retardo u omisión de un acto inherente a sus funciones, ni imponer condiciones especiales que deriven en ello".

"Es claro que la beca la consiguió con motivo del desempeño de su cargo. Algo que la ley prohíbe", expresó el usuario @AlbedianoArg, quien publicó un hilo en Twitter con toda esta investigación. 

 

ABDON on Twitter

El joven PRO acusado de defraudar al Estado con los sueldos 

No es la primera vez que Piter Robledo está en la mira de las acusaciones. El año pasado lo acusaron de defraudar al Estado desde el Gobierno. 

Una exempleada del Instituto Nacional de Juventud lo denunció por defraudación al Estado, porque figuraba que su sueldo era de 150 mil pesos, mientras que el salario que ella percibía era de 10 mil.

Fuentes del Gobierno le respondieron a PERFIL que la acusación es una operación para ensuciar al Robledo y acusaron a un error administrativo.