"No callarnos nos cuesta esto" dijo Hebe, ante el avance de las fuerzas policiales por la medida ordenada por el juez en lo Comercial Fernando Perillo en el marco de la causa por la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo. 

Ante la presencia de la gente que se movilizó a la puerta del emblemático edificio de Hipólito Yrigoyen 1584, ubicado frente a Plaza Congreso, el síndico de la quiebra y el juez habían decidió no avanzar durante el día con la medida.

Desde Madres señalaron que el juez Perillo desconoce con esta medida una decisión de la Sala B de la Cámara Comercial, que reconoció que las actividades de la Asociación Madres de Plaza de Mayo están fuera del código de comercio y son de interés público y social.

Finalmente Hebe, ante las cámaras dejó una reflexión de las suyas:

 

Salieri de Nik on Twitter