"La luna de miel de Macri está llegando a su fin"tras un "torpe manejo del tarifazo", esas son algunas consideraciones el editorial de The Economist, titulado "Hace frío afuera", que se publicó este fin de semana. Ahora, nuevos datos se suman a los ya expuestos por la Universidad Católica Argentina, sobre el incremento de la pobreza en los últimos meses. 

 

Una encuesta realizada por Poliarquía Consultores midió la situación política de la administración de Mauricio Macri, junto con una serie de variables vinculadas con la situación económica y llegó a la conclusión de que el conflicto todavía irresuelto del tarifazo, la persistencia de la inflación, la recesión económica y el temor a perder el trabajo parecen haber impactado en la imagen del presidente y en el índice de aprobación de su gobierno.

 

Según el estudio, la imagen positiva de Macri cayó 4 puntos y, por primera vez, quedó por debajo del 50%. Se ubicó en 46%, mientras que la imagen negativa registró un 34% y la regular, el 20 por ciento restante.


En tanto, la aprobación del Gobierno retrocedió 4 puntos este mes y volvió a ubicarse en un 56%, el mismo valor de junio que fue, además, el registro más bajo de lo que va del año. La desaprobación, en tanto, se ubicó en 43%, la misma marca que en junio y también la más alta desde que Macri asumió la presidencia.



La evolución anual de ese indicador muestra que el Gobierno tuvo el mayor nivel de aprobación en enero. En la misma línea, la imagen de la administración, en tanto, perdió 6 puntos.

 

 

Un fragmento de la nota publicada en La Nación.

 

 

Para completar el panorama, el relevamiento de la consultora para el diario La Nación avanzó con preguntas sobre la coyuntura económica. Indaga en particular sobre la percepción respecto de la evolución de los precios y la inflación. Ante una pregunta sobre qué pasará con los precios en los próximos tres meses, el 40% de las personas consultadas opinaron que "van a aumentar, pero de manera moderada", el 33% consideró que "van a mantenerse o descender" y el 25%, que "subirán mucho". El 2% restante dijo no saber o prefirió no contestar.



El reparto de opiniones cambia sustancialmente cuando la pregunta se repite, pero para el último mes. La mayoría, el 68% se inclinó por el "aumentaron mucho" y el 24% observó subas moderadas. Sólo el 7% consideró que los precios se mantuvieron estables o bajaron.

 

(Fuente La Nación)