Claramente no tienen la más mínima idea de quién pagó por las estatuas y se quedaron en la anécdota de que al Presidente lo hicieron con su guitarra en mano y acompañado por sus perros Dylan y Prócer, es decir una imagen basta natural en un hombre común con responsabilidades extraordinarias.

Incluso invitaron a Marcelo Mazzarello a opinar sobre la obra como si fuera un experto en arte.

¿Qué es lo que les genera tanto odio contra la figura presidencial a la gente que trabaja en el canal que, según Esmeralda Mitre, es de Mauricio Macri?

Las cuatro esculturas que forman parte de una muestra itinerante en homenaje al artista Fernando Pugliese, creador de las estatuas hiperrealistas de Alberto Olmedo y Javier Portales en la esquina de Corrientes y Uruguay, y de Mafalda en San Telmo, entre varios ídolos populares. Pugliese falleció el pasado 15 de mayo, tenía 81 años.