Edición: Gonzalo Carvajal 

 

Micaela tiene 19 años, es mamá de Celeste Agustina de tan sólo un mes y medio de vida, en la foto está parada junto a su compañero Javier de 21 y amamanta a su hijita. Los dos miran a cámara, ella sonríe, él se mantiene serio. Es evidente que la toma fue realizada en una tarde de mucho calor. Así fue este 24 de marzo. Javier, en cuero, sostiene la caña de una bandera de la agrupación "Seamos Libres". Toda la familia lleva pañuelos turquesas en la cabeza, hasta la beba. La pareja se cubre del sol con un manta rosa llena de conejos que evidentemente pertenece a la cuna de la recién nacida. La imagen es hermosa, tierna y potente, la composición es perfecta y su pregnancia indiscutible, parece un cuadro bíblico pero no lo es, es un cuadro político.   

La captura fue realizada por el colectivo fotográfico  M.A.f.I.A (Movimiento Argentino de Fotógrafxs Independientes Autoconvocadxs). Ellos firman sus trabajos conjuntamente, no revelan quién es el autor puntual de la imagen. "Nos gusta contar las cosas desde sus protagonistas", comentaron desde la organización a este diario y agregaron respecto a la cobertura realizada este 24 de marzo que fue "una plaza llena de luz, de familias, de denuncia pero de alegría por el encuentro con el otro" y que fue esa sensación la que quisieron transmitir. 

La foto de Javier, Micaela y Celeste cumple con el objetivo del movimiento fotográfico: rebalsa de luz, compromiso, juventud y ternura. Diario Registrado pudo entrevistarlos. Javier contó que actualmente es changarín y vive en el barrio Néstor Kirchner de Lomas de Zamora. A veces trabaja como vendedor ambulante y otras como ayudante de albañilería o pintura. Dice que milita porque quiere que su barrio esté mejor y construir una estructura que proteja los chicos del frío cuando asisten al merendero de la agrupación. También cuenta cómo vive estos meses de gobierno de Mauricio Macri y cuáles son sus sueños y los de su familia. Escuchalo.