La diputada nacional, Araceli Ferreyra, ingresó al recinto con una planta de marihuana durante el discurso de Macri en la apertura de las sesiones ordinarias. 

La legisladora sostenía un cartel que afirmaba: "#AutocultivoYa", y ya ha presentado sin suerte varios proyectos para la regulación total del acceso al cannabis. 

En diálogo reciente con THC, Ferreyra afirmó: "Hoy hay pibes con dos plantines presos, gente con enfermedades que depende de su cultivo para poder tratarlas y el estado en lugar de ayudarlas las persigue". Y no está mintiendo. 

Según el último informe de la Procuraduría de Narcocriminalidad, se elaboran anualmente más de 11 mil causas penales por tenencia simple o para consumo personal. Sea para uso medicinal o cultural se criminaliza a más de una persona por hora, según una publicaciónde la revista especializada. 

En la Ciudad de Buenos Aires, según informes de la Fiscalía Federal N°6 las cifras son escandalosas: en esa dependencia el 65% de todas las causas penales federales son por tenencia para consumo.

Se apilan los casos de padres de familia, trabajadores, estudiantes y demás, que permanecen en prisiones como Devoto, Florencio Varela, y muchas más, desde hace meses, solo por tener una planta para uso personal. 

"Bajo la bandera de la lucha contra el narcotráfico desplegada por el Ministerio de Seguridad de La Nación, el cultivo de cannabis hogareño y sin fines comerciales se transformó en la obsesión de quienes comandan una estrategia", afirma la THC. 

 

Revista THC on Instagram: “DIPUTADA RECLAMA POR EL AUTOCULTIVO CON UNA PLANTA EN PLENO DISCURSO PRESIDENCIAL.. Hace instantes, en pleno discurso inaugural de las…”