El Gobierno de María Eugenia Vidal dio por finalizada la vigencia de la "cuota solidaria"que debían aportar en forma compulsiva al sindicato los empleados del sector financiero no afiliados. Por ello desde La Bancaria se denunció que el Poder Ejecutivo "pretende modificar un acuerdo con fuerza de ley".

"El sector empresario pretende un conflicto sin límites. El 1 de febrero veremos las decisiones a adoptar. Mientras no se firme otro acuerdo, rige el vigente", sostuvo el secretario de prensa de la Asociación Bancaria (AB), Eduardo Berrozpe.

Y agregó- en declaraciones al programa "Mañana Sylvestre", que se emite por Radio 10- que "Se busca afectar a la asociación bancaria. Es una medida extorsiva". 

Por otro lado, Berrozpe se refirió a la negociación paritaria para este año y dijo que el Gobierno pretende que el sindicato bancario se amolde a sus pretensiones, al tiempo que agregó que rechazan el ofrecimiento del 9% para 2018.

"No nos van a extorsionar, no vamos a ceder el salario de los trabajadores bancarios. Lo que más nos interesa es el aumento salarial para los trabajadores que representamos", destacó.

 

Medidas de fuerza

La Bancaria anunció este lunes dos medidas de fuerza. Un primer paro de 48 horas que se realizará este jueves y este viernes; al tiempo que una medida similar que se llevará a cabo una semana más tarde, el jueves 7 y el viernes 8 de febrero. Las medidas se realizarán sin asistencia a los lugares de trabajo y con quite de colaboración en todos los servicios y guardias.