La candidata a diputada de Vamos Juntos en la ciudad de Buenos Aires, Elisa Carrió volvió a aparecer ante la opinión pública después de sus nefastos dichos sobre el caso de Santiago Maldonado. 

Carrió aseguró que se acercó tarde para votar - casi a las 17- a la escuela asignada de Recoleta ya que estuvo descansando porque "seguramente la noche va a ser larga". Al mediodía almorzó con Mauricio Macri. 

 

 

Cuando le consultaron por el joven artesano que finalmente apareció muerto, Carrió volvió a pedir disculpas por si había ofendido a alguien y aseguró que está rezando por Santiago al que "Dios lo tiene en sus manos" aunque ella quería "que aparezca con vida". 

En el medio de una fuerte presencia de la prensa, la candidata no quiso ahondar en su opinión sobre el caso de Maldonado ya que "no quiero que se interprete un uso político" y agregó: "cuando tenga que hablar, voy a hablar".