El ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán -que compartió en su tuit este video del momento en que aplauden los vecinos de Villa Azul a las autoridades por la ayuda-, se refirió a la escalada de casos de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), y sostuvo que, "si no se detiene la tasa de crecimiento, no hay sistema de salud que aguante".

En este marco, señaló que "si se levanta la cuarentena, en 15 días vamos a tener cadáveres apilándose como pasó en San Pablo o en Nueva York".

"Si levantamos la cuarentena, los que marcharon ayer van a protestar porque la levantamos", dijo el ministro en declaraciones a "Informate Bien", en Radio 10, al ser consultado sobre la movilización al Obelisco de quienes están en contra de la cuarentena.

El ministro de Salud bonaerense exteriorizó además su preocupación "por la judicialización de la política" en los temas sanitarios y aseguró que "por ahora está bien" el sistema hospitalario de la Provincia.

"También hubo manifestaciones de los profesionales de la salud. Compartimos una preocupación: ha comenzado en alguna parte del país una judicialización que ante las crisis como esta no es muy conveniente. Los jueces tienen que ser muy prudentes", manifestó Gollán.

"Hay que ser muy reflexivos. Si no, a los que están poniendo en cuerpo en la primera línea se les genera una situación muy difícil", indicó.

El funcionario consideró que si el Presidente decidiese levantar la cuarentena, que "en 15 o 20 días empezamos a ver las imágenes de San Pablo, o de Nueva York. De cadáveres en cámaras frigoríficas. Esto es lo que tiene esta enfermedad: es muy contagiosa".

"Si los contagios se distribuyeran a lo largo del año, el sistema aguantaría. Pero cuando pasa en uno o dos meses, se ven las imágenes que ya conocemos", relató.

"Por ahora, el sistema hospitalario de la Provincia está bien. Tenemos una reserva importante de camas sin utilizar. La tasa de ocupación de las camas generales es muy baja, mientras que las de terapia intensiva son cercanas al 40%", subrayó.

Por último, señaló: "Hasta ahora estamos bien, pero como decimos siempre, si no se detiene la tasa de crecimiento y es exponencial y rápida, ningún sistema de salud, por mejor preparado que esté, va a poder soportarlo".