Salió a la luz una serie de "mails" de parte del Gobierno de Gerardo Morales donde da cuenta de una transacción de casi cinco millones de pesos a través de licitaciones "armadas" a la firma Reale- Dalla Torre, una consultora de comunicación ligada a Mauricio Macri, que en 2015 aportó 350.000 pesos a la campaña de Cambiemos. 

La maniobra se realizó desde el ministro de Turismo y Cultura de Jujuy, Federico Posada, quien arregló con la empresa los contratos a medida para la ganadora de la licitación. Los mails entre el Ministerio, donde estaba copiado el funcionario, y la consultora se hicieron públicos y el la maniobra quedó a la vista.

La estrategia del Gobierno de Jujuy fue armar licitaciones falsas con la firma Reale-Dalla Torre y como se puede leer en los correos que se hicieron públicos, el funcionario establece los montos máximos de los presupuestos y le pide a le empresa que consiga ofertas de otras consultoras pero con precios más elevados.

Los mails, que fueron exhibidos en el programa de Roberto Navarro, demuestran que el propio ministro Posada estaba al tanto de toda la maniobra. Si bien la negociación era llevada adelante a través del funcionario Diego Zurueta, el ministro figuraba entre los correos en copia por lo que seguía de cerca la operación.

La negociación por casi cinco millones de pesos para Reale-Dalla Torre en concepto de comunicación social para el ministerio de Turismo incluyó un pedido particular: el funcionario a cargo del contrato le pidió a la firma que aportara "cuatro o cinco empresas que participen de la licitación privada", con la condición de que "hagan actividades parecidas" y que ofrezcan "un monto más elevado", para que así sea RDT la adjudicataria.

"Quédense tranquilos que ya se pidió autorización y la plata está disponible para el pago, no se olviden de enviarme la factura", afirma Zureta en otro de los correos que difundió el programa El Destape.

Finalmente, el primer tramo del contrato fue adjudicado a la firma La Usina Digital, otra consultora en manos de Adrián Dalla Torre, uno de los socios de la empresa Reale-Dalla Torre. Ambas firmas fueron denunciadas en 2015 como “bolseras” que recibían pauta publicitaria del Gobierno de la Ciudad, entonces en manos de Mauricio Macri, cuando cientos de radios comunitarias denunciaron que figuraba en los registros oficiales montos que nunca habían recibido y que, en teoría, se quedaban estas intermediarias.

 

 

Fuente: Página 12