El gobierno de María Eugenia Vidal logró finalmente  un acuerdo con los gremios docentes mayoritarios de la provincia de Buenos Aires. Aceptaron la oferta de un incremento del 34,6%. Por esto las clases comenzarán, como lo indica el calendario, este lunes. Aunque los maestros condicionaron la continuidad de las clases a que “haya reapertura de paritarias y cláusula de monitoreo por inflación”.

 

 Vidal anunció hoy que "con mucho trabajo pero con un buen final, estoy contenta y satisfecha de anunciarles que el lunes empiezan las clases en la Provincia”.

 

La oferta salarial del gobierno bonaerense contempla un incremento de 34,6 por ciento, con un sueldo inicial de 7.904 pesos en febrero, para alcanzar 8.846 pesos en marzo y a 9801 pesos en julio. A regañadientes, el gobierno de provincial tuvo que subir la oferta, ya que desde la nación se pretendía que las paritarias estuviesen entre el 20% y el 25%.