Ni siquiera formaba parte de la movilización, sólo pasaba por ahí porque el subte en el que viajaba se llenó de olor a gas pimienta y todos los pasajeros salieron para poder tomar aire. Pero nada le importó a la policía, que con violencia física, insultos y maltratos, lo detuvo junto a otras personas que se manifestaban en el Congreso en contra del presupuesto de ajuste de Mauricio Macri. 

"Tengo 24 años, fui hasta Flores a ver un señor que vende ropa por Facebook. Soy albañiil y al llover aproveché el día para ir a ver a la gente de Flores", empezó a contar Lucas Suárez, un joven de Berazategui 24 años que trabaja de albañil y para poder juntar unos pesos más para alimentar a su hija, también vende ropa. 

Conmovido al revivir el hecho, Suárez no pudo evitar largarse a llorar de nuevo al revivir el episodio.

"Cuando iba en el subte se siente el olor a gas lacrimóngeno. No estaba ni enterado de la marcha. Por el olor lloraban nenes y grandes. Cuando salgo del subte porque no se podía ni estar, en un momento vienen policías en moto y nos trataron de forma muy cruel, les explicaba que tenía una ropa para vender y ellos te maltrataban sin que les importe nada. Tirate al piso, no mirés hijo de puta", contó el jóven entre lágrimas. Las mismas lágrimas que largó durante el operativo, angustiado por no saber cómo hacer para avisarle a su hija que iba a llegar tarde, que quizás esa noche no volvía, que quizás a la policía se le iba la mano por demás y llegaba molido a palos, si es que llegaba. 

 

 

hay que ganarle a macri on Twitter

 

 

"Estaba desesperado por no poder avisarle a mi familia que me iban a meter ahí adentro sin saber lo que iba a hacer", agregó. "Me llevaron sin dar una respuesta".