"En plena pandemia", los establecimientos disponibles "no son una opción para la gente en situación de calle, ya que las condiciones edilicias no cumplen con medidas de aislamiento y de distanciamiento social, y la utilización de los mismos produce hacinamiento, generando un foco de riesgo de contagios" de coronavirus, advirtió el informe de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCBA).

La Audiotría detectó "graves falencias" en el programa del Gobierno porteño Buenos Aires Presente (BAP), que asiste a personas en situación de calle.

"Hay paradores en los que conviven alrededor de 150 personas y se suma la insuficiencia en la cantidad de plazas: entre los paradores del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y los conveniados con ONG, se estima que tan solo hay alrededor de 1.900", advirtió dijo la titular de AGCBA, Mariana Gagliardi.
 

En la Ciudad hay dos estadísticas muy diferentes sobre la cantidad de personas en situación de calle: por un lado, los datos oficiales indican que son 1.147, mientras que el censo popular, hecho por organizaciones sociales junto con la Defensoría del Pueblo porteña y la AGCBA, asegura que son 7.251.

De acuerdo al censo popular, de esas 7.251 personas, 5.412 no tenían acceso a paradores ni a establecimientos con convenio con el Gobierno de la Ciudad, es decir que dormían en la calle.

Hay que tener en cuenta, además, que los últimos censos de personas en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires se hicieron en 2019.

"Por ley, el Ejecutivo porteño está obligado a realizar anualmente un censo para identificar a estas personas. El mismo estaba previsto para el año pasado, pero quedó suspendido en el marco de la pandemia, siendo el último censo realizado en 2019", aclaró la auditora.

Y agregó que "faltan estadísticas y mecanismos sistemáticos para identificar a estas personas y pensar, de forma simultánea, una solución. No podemos naturalizar que la calle sea un lugar donde viven tantas personas en la ciudad más rica del país", expresó.

 

Algunas conclusiones del informe


En el informe, la presidenta de la AGCB, señaló también que "no hay un registro sobre la cantidad de personas asistidas por la Ciudad ni datos cuantitativos de personas en paradores y hogares conveniados. También se detectaron diferencias entre las viandas compradas y las entregadas".

Por otro lado, afirmó que "no existen paradores destinados a la comunidad LGBTIQ, donde por ejemplo, el 65% de la población travesti-trans tiene dificultades para alquilar y un 3,6% se encuentra en situación de calle".

Y añadió que "tampoco hay una cantidad necesaria de establecimientos para familias, con lo cual muchas veces tienen que separarse".

"Desde la Auditoría de la Ciudad se observa una falta de políticas para resolver la problemática de personas en situación de calle, y entiende que las que hay, como el 'Buenos Aires Presente' (BAP), necesitan una mejor planificación, un mayor control y no resuelven el problema de fondo", sostuvo.


 

Función del BAP


En tanto, el Gobierno porteño informa en su sitio web que el BAP cuenta con "más de 150 trabajadores y profesionales, entre ellos psicólogos, trabajadores sociales y operadores sociales, que recorren la ciudad todos los días, atendiendo, orientando y acercando a las personas y familias en situación de calle".

Dice, además, que "el programa tiene equipos distribuidos en zonas fijas" y "se encarga de acudir a los lugares con personas en situación de calle notificados a través los llamados a la Línea 108".

De acuerdo a lo informado por el Gobierno de la Ciudad, el BAP ofrece, a todas las personas en situación de calle, "el traslado a alguno de los refugios y hogares para hombres y para mujeres solas o con hijos, o al primer centro de inclusión social para familias", donde se les brinda "atención social y acompañamiento profesional, elementos de higiene personal, ducha y ropa, comida caliente y cama para dormir".

En particular, sobre el informe de Gagliardi, esta agencia consultó al Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, del cual depende el BAP, pero no recibió respuesta alguna ante el requerimiento periodístico.

Voceros del Ministerio de Desarrollo Humano y Habitat del gobierno porteño dijeron a Télam que al día de hoy, los centros cuentan con un total de 2542 plazas disponibles, de las cuales se encuentran ocupadas 1432, es decir un 56% de la capacidad total.

Y que allí "damos cumplimiento a todos los protocolos correspondientes para la prevención de la propagación del coronavirus y evitar los focos de contagio", indicaron.

Explicaron que para todos los ingresos se debe efectuar un control de temperatura y en el caso de haber un caso sospechoso de Covid-19, se realiza un triage físico, se aísla a la persona y se procede a llamar al 107 o 148 (PBA), según corresponda".