Ni el endeudamiento a 100 años, ni el préstamo del FMI ponen fin a los terribles tarifazos que los argentinos vienen sufriendo desde la asunción de Macri en el poder. Y como siempre, desde el Gobierno tergiversan la realidad.

En mayo Carrió había publicado un tuit que hoy por hoy la deja en ridículo con respecto a los tarifazos, que se vienen con una violenta nunca antes vista. 

 

 

A pesar de haber aumentado un 30% en febrero, vuelve a incrementar la boleta de luz, también, con otro 30% más a partir de agosto. Así lo anunciará el ministro de Energía, Javier Iguacel, en las próximas horas. 

El funcionario había dejado trascender apenas asumió que el incremento se aplicaría a partir de septiembre, pero las exigencias de ajuste fiscal que impuso el Fondo Monetario Internacional llevaron a adelantar su aplicación a agosto sin que medie audiencia pública, según informó Página 12. 

Cabe la pena destacar, que cuando asumió Macri el costo de la energía para los usuarios cuya demanda de potencia no alcanzaba los 300kw era de entre 83 y 110 pesos por Mwh. Hoy, ese mismo usuario paga entre 977,6 y 1080,5 pesos por Mwh. Pero esa cifra aumentará con este anuncio. 

Además se informará un nuevo aumento de las naftas, que será de un 5% correspondiente a agosto. Este incremento proviene de la "pesada herencia" de Juan José Aranguren, el ex ministro que negoció un sistema gradual de aumento con las petroleras. 

En cuanto al transporte, ya nos desayunamos durante la semana pasada con el anuncio del ministro Dietrich, quien dio a conocer el nuevo cuadro tarifario que aumentará a $11 en agosto, $12 en septiembre y $13 en octubre. 

VIDEO RELACIONADO

 

Duggan cínico defiende el aumento del transporte, y Federico lo deja mudo con la renta financiera