En 2001, durante la peor crisis sociopolítica de la Argentina, el pueblo no llegó a entrar al Congreso, aunque desgraciadamente murió mucha gente.

Pero para Antonio Laje los vergonzosos episodios que se vieron en la tarde del miércoles en el Capitolio son la "argentinización" de los Estados Unidos.

Nadie dice que Laje no pueda expresar su manera de pensar y su ideología, lo que no termina de cerrar es por qué desinforma desde su opinión.

No Antonio, en Argentina pasaron cosas terribles como el bombardeo de la Plaza de Mayo, pero nunca un grupo de inadaptados tomó el Congreso, sentándose en las bancas de representantes para sacarse selfies o entrar a los despachos para robarse cosas. Mucho menos apoyados y hasta alentados por un presidente en ejercicio.

Cipayo es poco.

 

Agencia El Vigía on Twitter
Adan Buenosaires on Twitter
Sergio Rek on Twitter
Mariela López on Twitter
Emi on Twitter
Marcela Gregori on Twitter
info135 on Twitter
Marcela Gregori on Twitter
#ConAmadoNo on Twitter
Sebastian Garcia on Twitter