Las PASO (elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias) pasarían a ser solamente "PAS". Este es el objetivo de Cambiemos se se lleva adelante la contrareforma política que tienen en mente. La principal propuesta es abolir la obligatoriedad del voto en esos comicios de selección de candidatos a cargos nacionales.

 

Con la intención de pasar al frente del debate político, luego del alto costo de vetar la ley antidespidos, se preparan una serie proyectos que incluyen la contrareforma política, el de reintegro de IVA a la canasta básica y el Acceso a la Información que tuvieron media sanción en Diputado.

 

La reforma a las PASO busca ser aplicada en las elecciones legislativas de 2017. “No se puede obligar a la gente a votar hasta cuatro veces por año, estas son las únicas PASO obligatorias en el mundo. Es una exageración elegir a los representantes del partido y hacerlo obligatorio a toda la sociedad”, argumentan líderes de Cambiemos, siempre muy pendientes de imitar las actitudes políticas exteriores.

 

No está en planes modificar el requisito de alcanzar un piso del 1,5% de los votos válidamente emitidos en cada distrito (para senadores y diputados nacionales) y en todo el país (para presidente y vice) para poder competir en la general.

 

Este in iniciativa tiene un efecto clave que afecta la representatividad de la sociedad, si hay menos votantes al no ser obligatorias las PASO y no se modifica el piso, podrían verse complicadas las agrupaciones políticas más chicas y sólo ingresarían a la elección general, los partidos tradicionales.

 

En 2017 -elecciones que serán clave para la continuidad del proyecto macrista- el Gobierno impulsará la boleta electrónica para la elección general, lo que fue promesa de campaña del Presidente. Pero aseguran que en las primarias, es imposible la boleta única en versión papel o electrónica por la cantidad de listas de precandidatos que  compiten.